domingo, 18 de junio de 2017

Superman: Crónicas de Jor-El en la Tierra (no oficial)

1918, la humanidad ha sobrevivido a una gran guerra global. En los periódicos de este mundo, me llaman Starman, por ser una criatura que puede volar y ser inmune a sus armas primitivas. Otros, dicen que soy un Ángel salvador, pues ellos no entienden mi habilidad de volar. Los alemanes me capturaron, ellos no demostraron ser dignos de enseñarles mi conocimiento. Luego escape usando mis poderes psíquicos. Además de mi hay leyendas de una hermosa mujer con poderes como los míos, que ayudo a los aliados a ganar la guerra. He decido volver a Krypton, porque la humanidad tiene mucho que aprender.
1939, otra guerra global baña la humanidad de sangre, donde se despiertan los odios raciales y nacen las dictaduras que esclavizan a sus pueblos, mediante sus ateos gobernantes que se creen Dios, llevando pobreza e ignorancia a sus pueblos. Ambos bandos en conflicto han tratado de capturarme, pero yo he logrado confundirlos y manipular sus mentes con mis poderes psíquicos. Los más peligrosos son los nazis y sus aliados, que quieren expandir sus dictaduras monárquicas en este planeta. Los nazis me llaman Sternenmann, hombre de las estrellas. Los americanos me llaman Superman y los británicos me llaman Starman debido a mis poderes. He decido volver a Krypton, porque la humanidad todavía le falta mucho por aprender.
1950, he llegado a la Tierra por un portal dimensional que los kriptonianos desarrollamos. Aunque para los humanos son años o décadas para nosotros solo son minutos. Ahora hay lo que ellos llaman un Guerra Fría entre las dos potencias más poderosas de este  mundo (Estados Unidos y la Unión Soviética (URSS)). Me estoy quedando para estudiar la cultura de un pueblo humano llamado Smallville para mi holo-tesis para poder postular a la Academia de Ciencias de Krypton. Todos mis datos los estoy almacenando en un medallón que diseñé.
1952, he formado la Sociedad de la Justicia (SJ), me llaman Starman y/o Superman. Soy el asesor científico y de pueblos alienígenos. Mis compañeros son: Dr. Destino, Stargirl, Linterna verde o Green Lantern, la cazadora o Huntress, el Hombre Halcón o Hawkman, Robín, Black Canary o Canario Negro y Wildcat. Nuestra misión es evitar invasiones alienígenas y proteger el mundo de la amenaza de la Unión Soviética (URSS). Los soviéticos crearon a la Legión, un equipo parecido al nuestro, formado por guerreros humanos y experimentos metahumanos.
1953, los soviéticos robaron mis protoformas kriptonianas y crearon un equipo de robots asesinos: Volcán Rojo, Red Tornado (evoluciona en Mr. Tornado), Infierno Rojo, Torpedo Rojo, Amazo, todos ellos dirigidos por Metalo (mitad humano y mitad máquina). La pareja de los hombres halcón, Stargirl y yo somos los únicos que hemos podido detener a estos robots asesinos. El resto de mis compañeros de la SJ casi son asesinados por estos robots soviéticos. Tuve que negociar con la ONU y Estados Unidos para evitar que disuelvan a la SJ, debido a mi error de traer tecnología de Krypton a la Tierra.
1955, la organización secreta DEO, fundada por la familia Luthor me persigue. La DEO nació al finalizar la Segunda Guerra Mundial, según lo que he averiguado. Los Luthor son una familia sin valores morales ni escrúpulos, siempre están buscando sacar provecho. Explotando y manipulando a sus semejantes. Los Luthor han levantado un imperio criminal multimillonario robando tecnología extraterrestre. He decido volver a Krypton, porque pongo en peligro a mis amigos humanos y mis aliados extraterrestres.
Año terrícola 1951, en algún lugar de la frontera entre tres sistemas solares en nuestra galaxia. Espías de Darkseid robaron mi tecnología kriptoniana. Ahora Krypton está al borde de su destrucción por mi culpa. Krypton ha unido fuerzas con otras razas alienígenas. Hemos logrado evitar una invasión de Darkseid de grandes proporciones. 
Siglo 30 (3999, aproximadamente). He viajado al futuro de la humanidad. Ahora los humanos se han expandido por diferentes sistemas solares y han colonizado la mitad de su galaxia. Humanos y seres alienígenos conviven. Los hijos de mi fallecido hijo protegen a la raza humana de la amenaza de Darkseid y los temibles Dominadores, que ahora azotan las colonias humanas de esta galaxia. 

No hay comentarios: