domingo, 5 de marzo de 2017

Transformers/Star Wars: Génesis (no oficial)

En una galaxia muy muy lejana…El Imperio Sith, los Quintessons y los Hutt se disputan el control de un planeta similar a la tierra, donde habita una raza de pequeños seres verdes de orejas puntiagudas, los cuales son los amos de la tecnología y la magia universal. Desatándose sangrientas y dramáticas batallas espaciales en el borde exterior por el domino de este pequeño planeta ubicado en la frontera entre tres galaxias.
La ciudad fortaleza Atlantis combina alta tecnología con magia universal, además de tener las mejores defensas y armas de todos los universos conocidos. El Consejo Atlantis, un grupo de viejos y sabios, gobiernan esta raza de pequeños seres verdes de orejas puntiagudas. El Consejo se reúne de emergencia ante los continuos ataques de los Hutt y los Quintessons.
-La semana pasada hemos tenido dos intentos de espías de los Hutt por infiltrarse en nuestra ciudad, pero los espías fueron descubiertos por nuestro inteligente sistema de seguridad. Sin embargo, al burlar nuestras defensas y enviar la información a los Hutt, eso nos pone en peligros a todos Explico un anciano.
-Creemos que nuestros sistemas de seguridad y de armas han sido infectados por un virus de los Quintessons, pues uno de nuestros robots se comportó erráticamente. Explico otro anciano.
-Hemos activo los programas de anti-virus y de hackeo, para evitar ataques como los de los Quintessons, aunque sospechamos que trabajan juntos con los Hutt. Explico otro anciano.  
-Activen el programa Primus ahora, este nos protegerá cuando llegue la gran flota del Imperio Sith. Ellos ya eliminaron a sus rivales los Hutt. Nosotros somos una amenaza para este poderoso Imperio oscuro y maligno. Explico el anciano más viejo del Consejo Atlantis.
A la semana siguiente, una pequeña flota del Imperio Sith atacaba la gran ciudad metálica y futurística, camuflada en la verde selva. Se activaron las defensas, misiles, rayos laser y cañones de plasma destruyeron la flota Sith. En medio del combate, dos pequeños Quintessons se logran infiltrar dentro de la gigantesca ciudad metálica. Pero cuando aparece en la superficie del planeta una gigantesca nave nodriza Sith y despliega a toda su armada. La ciudad metálica se convierte en un gigantesco robot blanco, realizándose un intercambio de misiles, rayos laser y cañones de plasma de ambos bandos. Una nave Hutt aparece y se pega a la espalda del gigante robot. El robot vuela hacia al espacio, pero es rodeado por la poderosa flota Sith. La cabeza del robot sale de su cuerpo y habré un portal dimensional. Los Hutt y los Sith se enfrascan en una encarnizada por el control del gigantesco robot, una parte del gigantesco robot cae al planeta Atlantis. Mientras que la otra parte es tomada los Quintessons. 
La cabeza del gigantesco robot se reconfigura y modifica, convirtiéndose en un robot mediano, llamado Primus, protector de los conocimiento de los antiguos y milenarios Atlantes. La parte del gigantesco robot tomada por los Quintessons, había sido corrompida por un súper virus informático creado por el Imperio Sith, el cual dio origen al devorador de planetas: Unicron. Los restos del gigantesco robot que fueron dispersados en el planeta Atlantis y algunos restos pequeños se convirtieron en los extraños y exóticos cristales de luz que dan vida a las espadas de luz de los Caballeros Jedi y de los malvados Sith. No se sabe exactamente, que paso con los Atlantes en esta batalla, pues nunca se encontraron sus cadáveres, se especula que huyeron a otra dimensión u otro mundo, pero su conocimiento tecnológico y de la magia paso a otras especies alienígenas. Los Hutt terminaron siendo esclavizados por los Sith, seguidamente el Imperio Sith cayó al provocar la ira de los Caballeros Jedi y sus aliados, formándose así la República Galáctica.            

No hay comentarios: