jueves, 24 de noviembre de 2016

Thundercats: Frontier (no oficial)

Entre el sistema solar tonderiano (de Thundera, hogar de los Thundercats) y el sistema solar plondariano (de Plun-Darr, hogar de los enemigos de los Thundercats). La colonia Nueva Thundera, ubicada en una luna que circunda un gigantesco planeta gaseoso de dos anillos de asteroides, esta colonia Thundercat está formada por tigres ninjas, siendo sus protectores: la hechicera Jagara, el fornido y grande Tigreton, Bengalí y su líder Tigro. Ellos tienen a su disposición un Tanque felino, las ThunderByke (motos felinas) y un Feliner (avión espacial felino). La colonia Nueva Thundera sufre constantemente de incursiones de los malvados plondarianos: algunos reptiles y/o de las ratas espaciales.
Ratar-O ha encontrado un papiro antiguo sobre una diosa de la oscuridad enterrada en Nueva Thundera, por ese motivo ha secuestrado a Caspian para que los guie hasta las ruinas de una antigua civilización perdida. Ratar-O y sus ratas espaciales guiados por Caspian llegan a un volcán dormido. Al interior del volcán hay una ciudad perdida protegida por un laberinto de cuevas. Las ratas espaciales capturan a Tigro y Bengalí que los venían siguiendo camuflados en los boques tropicales. Ratar-O se burla de ellos, debido al fracaso de su plan de rescate. Sin embargo, Bengalí y Tigro tenían otros planes en mente. Ratar-O encuentra una catacumba, iguales a las de su papiro y del mapa de la Luna Negra. Entran a la catacumba, pero son atacados por insectos y por los arbustos muertos. Ratar-O usa sus dagas Ojo de Rata, espantando a los espíritus oscuros que pululan en esa catacumba. Encuentran un gigantesco cristal azul, en cuyo interior se encuentra una mujer congelada. Bengalí se libera, golpea a sus captures y libera a Caspian. Ratar-O usando el papiro que poseía invoca a las fuerzas mágicas oscuras y libera a la mujer de su prisión. Nueva Thundera se congela por completo. Caspian logra escapar del laberinto de cuevas y pide ayuda a la hechicera Jagara. Los soldados ratas de Ratar-O son asesinados por la mujer de hielo.
-Diosa de la oscuridad yo te desperté de tu prisión, tienes que obedecerme. Dijo Ratar-O.
-¡Soy Chilla, ustedes son simples mortales que no tienen poder sobre mí!  
-Has despertado un demonio, en vez de una diosa. Solo un ambicioso como tú comete semejante error. Le recrimino Tigro a Ratar-O. 
Ratar-O al verse perdido y amenazado por Chilla, prefiere huir. Mientras que Bengalí y Tigro se enfrentan a Chilla. Chilla les lanza bolas de fuego, mientras que los felinos las esquivan. Tigro busca neutralizar a Chilla usando su látigo, pero Chilla lo coge con su mano y congela a Tigro. Bengalí en un esfuerzo desesperado lanza sus bombas de humo y de fuego contra Chilla, pero esta crea un escudo de fuego y de hielo. Chilla con su aliento helado, lanza a Bengalí varios metros de distancia y lo golpea contra la pared. Cuando Chilla se disponía a matar a Bengalí, por su detrás aparece la hechicera Jagara. Jagara con su báculo genera un viento que la lanza lejos de Bengalí. Chilla se levanta, con sus ojos lanza rayos de calor contra la hechicera felina. Jagara es protegida por la magia de su báculo.  Tigro y Bengalí contra atacan a Chilla, pero esta repele sus ataques. Detrás de ellos aparece Javan, padre de Tigro y líder supremo de la Colonia Nueva Thundera.  Chilla se da cuenta que está siendo superada en número, pero eso a ella no le incomoda sino que le da risa, burlándose de sus enemigos. Javan le lanza un pequeño espejo a los pies de Chilla, ella lo ve a Javan y se burla de él. Jagara entiende la maniobra de Javan e invoca a los espíritus del bien, del pequeño espejo de abre un portal, el cual se traga a Chilla. Siendo capturada por el espejo mágico. Cuyo espejo mágico estaría al cuidado de Jagara. Lejos de ahí, Ratar-O huye en su nave espacial Rat-Star, luego del fracaso de su expedición.

No hay comentarios: