sábado, 26 de noviembre de 2016

Thundercats: CSI (no oficial)

LionCity (o Ciudad León) es la capital del reino de Thundera, hogar de los Thundercats. Protegida por una colosal fortaleza, tallada en forma de la cabeza de un león blanco dormido. A su vez protegida por tres pequeños cubiles felinos de panteras azules, uno debajo de la cabeza del león y los otros dos ubicados en cada pierna del león, formando un escudo invisible pero formidable. En una de las piernas del gigantesco león está ubicado la sede del Consejo Felino, formado por un congreso de nobles felinos, los cuales representan las diferentes tribus felinas: leones, tigres, panteras, chitas, linces y guepardos. En otra pierna del gigantesco león está ubicado la sede CSI, que protege al pueblo tonderanio y persigue criminales. Su mejor detective forense es Tigro, formado y entrenado por los Clérigos. LionCity es la ciudad más corrupta de Thundera, debido a su gran extensión, limitando con el turbulento y conflictivo Océano Negro. Además al interior de esta gigantesca ciudad hay embajadas, locales comerciales y pueblos desorganizados.
En un lujoso hotel se encontró el cadáver de un diplomático plondariano (planeta Plunn-Dar) junto al de una felina. Tigro es enviado a investigar esta sospechosa muerte. Tigro investiga el perfil del diplomático plondariano, que según sus datos se llamaba Shakal y estaba en una misión diplomática secreta. Mientras que la felina muerta era una gata callejera. Según los rastros de sangre y las huellas de sangre, indicaría que fueron asesinados por un asesino profesional, indico Tigro a sus compañeros del CSI. Lo más perturbador de la escena del crimen, fue que algo se llevaron, pues faltaban algunas cosas del diplomático plondariano. Por ese motivo Tigro se fue hacer una visita al pueblo bajo, fronterizo con otras tribus de la Tercera Tierra, para reunirse con su amigo el fornido herrero de cuatro brazos Char.
-¿Char de una maletín diplomático perdido hace unos días? ¿Cuáles son los mejores asesinos del Tercer Planeta? Le pregunto Tigro a Char, invitándole el mejor vino tonderiano.
-Shakal no era un diplomático era un asesino plondariano, en cuanto a la maleta perdida. Nadie sabe dónde está, pero Ratar-O y sus ratas espaciales también la están buscando. Muchos sienten temor de que se vaya desatar una guerra debido a este incidente diplomático. Le dijo Char.
-¿Por qué Rataro y sus ratas mercenarias buscan ese maletín? Cuestiono Tigro.
-Lo que tenga puede cambiar el destino de Thundera. Hace poco ha llegado una enorme comitiva de Chacales plondarianos para reunirse en el Cubil felino con los Señores Thundercats. Ademas hay rumores que esa comitiva no ha venido sola y que ha desplegado su ejército cerca de Thundera, según narran algunos viajeros extranjeros y militares tonderianos. Dijo Char.  
Tigro siguió el rastro de Rataro, lo encontró en una cantina controlada por las ratas espaciales. Tigro mato a los secuaces de Rataro y libero a unos niños huérfanos que habían sido capturados por Rataro. Tigro lo cogió del cuello a Rataro y lo obligo a que le respondiera sus dudas:
-¿Qué hay en ese maletín? ¿Quién te contrato? Pregunto Tigro.   
-Felino estúpido has liberado a los que tienen nuestro trofeo, sin eso condenas a tu pueblo. Le dijo molesto y ofuscado Rataro.  
-¡Ahora me acompañaras a seguir esos niños huérfanos felinos, menos mal que yo conozco esta zona como la palma de mi mano. Espero que no me engañes Rataro! Dijo molesto Tigro. 
Los Luna-Attacks capturaron a los cachorros felinos y se disponían asesinar a Tigro y Rataro, pues no les eran útiles para sus planes. Rataro huyo cuando vio que la situación se complicó, mientras que Tigro pidió apoyo a los compañeros Clérigos, viniendo en su ayuda Chitara y Bengalí. Sin embargo, los Luna-Attacks destruyeron el maletín al quemarlo con todo su contenido. Los Luna-Attacks desparecieron creando una cortina de humo. Sin embargo, los cachorros habían logrado salvar un documento de Shakal, el cual contenía la estrategia militar de los plondarianos para arrasar con Thundera. Enterados de eso el rey Claudus y Jaga, tomaron acciones militares para detener la ofensiva de los invasores plondarianos contra Thundera.   

No hay comentarios: