lunes, 25 de julio de 2016

Tarzán vs. King Kong (no oficial)

Un barco pirata colisiona en la misteriosa isla calavera, ubicada en el triángulo de las Bermudas. Se escuchan disparos al interior del barco pirata. Los animales gritan y gruñen. Del barco sale un hombre montado sobre una jirafa, acompañado por dos gorilas, una pantera, un león y un tigre. Los cuales inmediatamente son rodeados por velociraptor.  Se inicia una feroz batalla por la supervivencia entre estos depredadores mamíferos contra los velocilaptor.  Después se escucha el grito de una mujer y la tierra tiembla. Los pequeños reptiles carnívoros huyen despavoridos. El hombre salvaje blanco descubre un reino escondido de grandes murallas camufladas por las ramas de los árboles de la isla misteriosa. Siendo capturado por los nativos el hombre salvaje. Llevándolo prisionero con el jefe tribal.
-¿Usted quién es? ¿Por qué ha profanado este lugar sagrado? Pregunto el jefe.
-Yo soy Tarzán, cuando estaba liberando a mis hermanos de los traficantes de animales nuestro barco se estrelló en su isla. Explico Tarzán.  
-Me temo que sus hermanos animales ya fueron devorados por las bestias. Esperemos que el gran Kong proteja a sus amigos. Explico el jefe de la tribu.  
En ese momento la pantera, el tigre, el león y los dos gorilas rodearon a Tarzán. El brujo de la isla considero a Tarzán como el salvador de la isla que la profecías mencionaban. Los nativos se inclinaron ante Tarzán y prometieron ayudarlo a retornar al África. King Kong observaba de lejos, al ver como Tarzán hablaba con dos gorilas, este lo cogió con su enorme mano y lo subió en su hombro. Tarzán se acercó a su oreja y hablo el idioma de los gorilas. King Kong junto un par de grandes ramas de los árboles y las dejo dentro de la tribu.
Luego de un mes de arduo trabajo con ayuda de sus amigos gorilas. Tarzán reparo el barco pirata con la basura que encontró en las costas de la isla. Junto las botellas de vino y licores, de los barcos que habían naufragado en la isla. De las cajas de madera y cofres encontró materiales útiles para reparar los daños. Una vez que el barco estaba reparado, llevo a sus hermanos animales al barco. Luego se reunió con King Kong y el jefe de la tribu.
-Kong, su dios gorila es muy amistoso si lo saben escuchar. En estas semanas, ha protegido a mis hermanos y a mí de los dinosaurios que nos acecharon.  Cuiden a Kong, porque él los protegerá de estas temibles bestias. Les dijo Tarzán.
-Usted nos ha enseñado el camino para comunicarnos mejor con Kong. Otros blancos llegaron en muchas lunas y se llevaron otros Kong, pero nosotros siempre cuidamos a sus hijos. Los Kong siempre nos han protegido de esas bestias reptiles que nos acechan desde hace miles de lunas. Explico el jefe tribal.
-No tan solo deberían cuidarse de gente como yo, sino de gente como ustedes que mata animales y hacer ropa para venderla a mi gente. Los asesinos de animales tienen diferentes colores y no creen en nadie, ya que son muy peligrosos. Explico Tarzán.
-Muchas gracias por el consejo pero nuestro dios Kong siempre nos ha guiado sabiamente. Aunque eso siempre nos ha llevado a caminos extraños. Dijo el chamán-brujo.
-Muchas gracias por su ayuda, mantendré en secreto la ubicación de su isla. Aunque creo que su isla tiene vida propia, ya que está escondida por la niebla. Dijo Tarzán.
-Kong es la isla y la isla es Kong, siempre será así. Los espíritus de los otros Kong protegen y guían a los seres vivientes de aquí. Ellos saben lo que hace. Explico el chamán. 
Tarzán encendió el motor a vapor del barco pirata. Sus hermanos animales se metieron al interior del barco. Así Tarzán partió rumbo al África para reunirse con su esposa e hijo. En la isla calavera se escuchó un gran rugido, era el rugido de King Kong.

No hay comentarios: