sábado, 9 de abril de 2016

Star Wars Voltron (no oficial)

Un meteorito cae al verde y ecológico planeta Alderaan. Apareciendo un gigantesco monstruo, expulsando rayos laser de sus ojos y lanzando lenguas de fuego por su boca. Salen las tropas de Alderaan para detener la amenaza, pero sus armas no le hacen daño. Una flota de naves espaciales llega detrás del monstro gigantesco.
-Soy el Rey Zarkon, gobernante del planeta Doom, ríndanse o su planeta será destruido.
-Somos los miembros del Consejo de Alderaan, denos tiempo para pensarlo.
-Mi megabestia se quedara detenida por un día, sino aceptan su mundo será destruido.
La Estrella de la Muerte, poderosa estación espacial del Imperio Galactico observa con sus sondas espaciales todo lo que sucede en el planeta Alderaan. Aquí se encuentra Darth Vader, revisando el buen funcionamiento de esta poderosa máquina de guerra.
-¿Milord, enviamos una flota al planeta Alderaan? Pregunto su capitán.
-Esperemos que ellos se comuniquen con nosotros, después veremos qué acciones tomaremos. Necesito un informe detallado de nuestros nuevos enemigos. Dijo Darth Vader.  
-De Alderaan ha salido una comunicación encriptada, pero ha sido bloqueada por la flota enemiga. Dijo uno de los soldados de la Estrella de la Muerte.
En ese mismo monto, la mitad de la flota invasora del planeta Doom era destruida por un gigantesco robot. La megabestia es activa, esta se despierta y se enfrenta al gigantesco robot. Los dos colosos se enfrentan en una colosal batalla. Llega del espacio otra megabestia, con el fin de destruir al gigantesco robot. El robot gigante se divide en cinco leones para confundir a las megabestias. Llega la flota rebelde y bombardea a las megabestias, pero estas contratacan y destruyen parte de sus naves. Esto es aprovechado por los leones robóticos, los cuales se fusionan y forman a Voltron, logrando destruir una megabestia en su descuido. Un pequeño Jedi verde, logra destruir la segunda megabestia. De Voltron bajan cinco humanos: Keith, el líder del equipo y que piloteaba el León Negro. Hunk, es el más fuerte del grupo y mecánico de primera clase. Lance Charles McNider, segundo al mando y aunque vestía un uniforme azul, piloteaba el León Rojo. Pidge que pilotea el león verde y la Princesa Allura, gobernante del planeta Arus, ella pilotea el león azul. Los cinco  jóvenes guerreros forman al poderoso Voltron.
-¿Quién es ese pequeño que destruyo una megabestia? Pregunto Hunk.
-Es el maestro Jedi Yoda, pero solo está de paso en Alderaan. Dijo la Reina de Alderaan.
-¿Qué son los Jedi? ¿Por qué no tienen más en su ejército? Pregunto Pidge.
-Los Caballeros Jedi fueron exterminados por el Imperio Galactico, los sobrevivientes son buscados y cazados por el Imperio. La Orden Jedi era una orden mística que solo cuidaba la paz, no eran un ejército, gracias a ellos se forma la antigua Republica Galáctica. ¿Quiénes son ustedes y porque están aquí? ¿Por qué nunca hemos escuchado de ustedes? Cuestiono la Reina de Alderaan.
-Nosotros somos un equipo de exploradores que viajamos por distintos sistemas solares amenazados por el Rey Zarkon y sus megabestias. No han escuchado de nosotros porque estamos muy lejos de nuestra galaxia de origen. Explico Pidge, científico del grupo.
-Realeza se acercan a Alderaan, una flota de cruceros imperiales. Dijo un soldado.
-Ustedes serian de gran ayuda para derrocar al Imperio Galáctico, pues no tenemos su tecnología robótica a nuestra disposición. Les dijo la Reina de Alderaan.         
 -Nosotros nos retiramos, tenemos muchos sistemas solares que proteger. Involucrarnos en su guerra civil puede generarnos más problemas en nuestra lucha contra el Rey Zarkon. Explico Keith. 
Subieron a Voltron y este retorno a su nave nodriza. Detrás de ellos llegaba la flota imperial para verificar los acontecimientos y confiscar la tecnología alienígena de la batalla. Lo que genero un enfrentamiento diplomático entre el Imperio Galactico y el gobierno de Alderaan, por la propiedad de los desechos de esa batalla, ya que el Imperio Galactico no protegio a Alderaan de esta invasión. Acordando al final, que la mitad se quedaba el Imperio y la otra, Alderaan.  

No hay comentarios: