miércoles, 13 de mayo de 2015

Star Wars: Grievous reconstruido (no oficial)

Durante el Imperio Galáctico de Darth Vader, en las profundidades del planeta Coruscant, nido de los peores criminales de todas las galaxias y donde cada cierto tiempo hay enfrentamientos entre clanes criminales intergalácticos. En uno de los túneles donde hay una pequeña ciudadela,  un grupo de pequeños droides R2, R3, R4 y Pit reconstruyen al fallecido General Grievous, pero esta vez es totalmente una maquina asesina bajo las órdenes del temible Jabba, el Hutt, del cual solo se ve una imagen holográfica, la cual es transmitida desde el planeta Tatooine.
-Yo te he reconstruido y mejorado, ya que tú fuiste el mejor exterminador de Jedi en la Antigua República durante las Guerras Clon. Le explico Jabba.
-Pero ahora soy 100% máquina y no tengo memoria de mi pasado, solo tengo mi programación para servirlo y un amplio banco de datos de las debilidades los Jedi.
-Te equivocas tanto Jedi como Sith tienen los mismos poderes y debilidades, por eso tome la precaución que mi Pit personal desbloqueara tus funciones con las que me vendieron tus partes. Yo no confió en la gente  que me vendieron tus partes. Le explico Jabba.
-¿No tiene miedo que lo vaya a traicionar? Ya que yo fui creado por los Sith y por lo tanto mi lealtad estaría con ellos. Lo cuestiono Grievous.
-No creo que me vayas a traicionar, ya que yo ordene que modifiquen tu programación y ahora trabajaras para mí en el planeta de Coruscant. Cuya misión es expandir mi imperio criminal y aniquilar a los clanes rivales de Hutt que buscan traicionarme. Le explico Jabba.
-¿Yo solo hare todo ese trabajo? ¿No tiene otros asesinos en este frio planeta?, yo solo no podre con todos sus enemigos. Lo cuestiono Grievous.
-Ahora eres un súper droide asesino de gran versatilidad. Por eso tu primera misión será aniquilar al líder de la pandilla del lado Oeste de este planeta. Con tu nuevo cuerpo, armas y cualidades superiores a nosotros los orgánicos, sé que lograras mis objetivos. 
En un mes Grievous tomo el control de todos los barrios subterráneos de Coruscant, asesinando a la mayoría de los líderes competidores y logrando la lealtad de los demás asesinos y mercenarios. Estas acciones llamaron la atención de los antiguos enemigos de Grievous y que ahora algunos se habían convertido en rebeldes. Boba Fett lo sentía como rival a Grievous, pese a que este último no se acordaba nada de los Fett. Mientras que en Coruscant, antiguos discípulos del Conde Dooku, realizaban acciones terroristas contra las tropas imperiales. Aunque Darth Vader buscaba a los terroristas, nunca los encontraba, ya que estos habían aprendido a esconderse en las partes bajas de la ciudad, disfrazándose de mendigos. Las naves corelianas que traían contrabando de los bordes de la galaxia eran escaneadas al detalle, pero se les permitía todo tipo de contrabando menos el de las armas, por órdenes del Emperador Sith Papatine, ya que este tenía un acuerdo con Jabba, el Hutt. Sin embargo, un hutt rival logro dinamitar parcialmente la fortaleza subterránea de Grievous, matando a la mitad de sus mercenarios. Quedando  Grievous dañado y en mal estado.  Siendo Grievous nuevamente reconstruido, en venganza mando destruir todas las naves corelianas que pertenecían a la banda  del hutt que lo mando matar.

No hay comentarios: