viernes, 12 de septiembre de 2014

Saint Seiya: Armadura del Fénix

Hace muchos milenios atrás, aproximadamente entre el tres mil y el 500 Antes de Cristo, en la Isla de la Muerte. Shaka de Virgo roba de la Isla Muerte la armadura negra del Fénix, que según la profecía traerá el equilibrio al mundo entre las fuerzas de Los Caballeros del Zodiaco contra los Caballeros Oscuros dirigidos por Hades. En el Santuario del Caballero Dorado de Virgo, este se encuentra con Aioria de Leo.  
-¿Por qué has traído esa oscura armadura a estos santos aposentos? Pregunto Leo.
-Según lo que pude ver del futuro, Hades no ha sido derrotado por nosotros y volverá en las próximas décadas, trayendo el caos y las guerras al mundo. Solo el Fénix podrá recuperar el equilibrio de las fuerzas en choque. Explico Virgo.   
-Según los dioses del Olimpo el futuro es incierto e impredecible, por eso abandonaron este mundo y lo dejaron a nuestro cuidado. ¿Qué tal si te equivocas? Explico Leo.
-El Gran Patriarca no se ha enterado de esto porque él puede ser la llave para despertar a Hades, ya que en el futuro los Caballeros de Plata se rebelaran contra nosotros. Por eso es vital que  la armadura del Fénix sea purificada, pues su dueño será alguien de un pasado oscuro pero que su alma será purificada por la diosa Atenea. Explico Virgo. 
-Pero ya la has purificado de la magia negra de los alquimistas de la Isla Muerte, no entiendo porque buscas descifrar los misterios de las fuerzas oscuras. Cuestiono Leo.
-Esta armadura ahora es de bronce y es la única que puede viajar entre el mundo de los muertos y vivos, pero para alcanzar este nivel su poseer debe elevar al máximo su energía vital. Posiblemente, Hades reclame el alma del poseedor pero la armadura lo protegerá. Explico Virgo.
-Si ya has logrado tu cometido entonces devuelve a la armadura a donde pertenece, para que así no corrompas las 12 casas sagradas de nosotros los santos del Olimpo. Dijo furioso Leo.  
Shaka de Virgo usando sus poderes sobrenaturales abrió un portal interdimensional y devolvió la armadura del Fénix a la Isla Muerte. La cual cayó en manos de los alquimistas y sus caballeros negros, los cuales poseen copias de las armaduras de los caballeros de bronce.

No hay comentarios: