jueves, 17 de julio de 2014

Thundercats Transformers: Primer Contacto

Un asteroide cae a gran velocidad sobre la Tercera Tierra, estrellándose cerca del reino de los  Thundercats. Cuando un grupo de Thundercats se acerca al lugar donde se había formado un gran cráter, ve con asombro a un gigantesco robot, el cual se encuentra dañado y en mal estado. Panthro y los pequeños berbils, se dan cuenta de que no es un robot hostil sino pacifico.
-¿Cómo te llamas gigante robot y de dónde vienes? Pregunta Panthro.
-Soy Rodimus Prime, vengo de Cybertron, los Decepticons aniquilaron a mi equipo y yo soy el único que puede detenerlos, para que no invadan su planeta. Le explico a los Thundercat.
Luego de una semana. Rodimus Prime estaba totalmente funcionando y había tomado la forma del tanque felino. Sin embargo, en el espacio cerca de la Tercera Tierra estaba una nave Decepticon y estaban buscando al sobreviviente Autobot. 
-Envíen los cazadores, hasta que encontremos a los sobrevivientes Autobot. Ordeno Cyclonus.
-Hemos detectado un mineral que incrementa nuestro poder de fuego, si es descubierto por los Autobot estaremos en desventaja. Explico Shockwave.
-Los Predacons han hecho contacto con los nativos, llamados mutantes, liderados por Reptilio, estos nos ofrecen una alianza estratégica con el fin de aniquilar a sus enemigos los Thundercat. ¿Qué medidas tomamos? Pregunto Soundwave.
-Nos uniremos a su causa hasta que ya no nos sean útiles y después conquistaremos este cochino planeta, ya que pose los recursos que necesitamos. Dijo Shockwave.  
La flota Decepticon y las legiones mutantes atacan el reino de los Thundercat, pese a la resistencia de los Thundercat. Estos son superados en número y tecnología bélica, ya que los mutantes están armados con los robots Plunn-Darr, vehículos voladores de combate y artillería laser. Es en estos momentos, cuando la batalla parecía perdida para los Thundercat y Rodimus Prime, que sale de las profundidades del espacio una gran flota de naves Autobot, liderada por Ultra Magnus.
-Todos los cañones apunten a los cruceros Decepticon. Ordeno Ultra Magnus.
-Shockwave, nos superan en número y han anulado nuestras defensas. Replico Cyclonus.
-Escudos al máximo y realicen maniobras evasivas, pues hicimos mal en aliarnos con los mutantes. Replico Shockwave.
Dándose una gran batalla por todo el planeta, los mutantes al ver sus aliados rodeados y cercados, nos les quedaba otra cosa que huir de la batalla. Mientras que los Thundercat tomaban las armas enemigas y las usaban en su contra. Mientras en las nubes de la Tercera Tierra, el enfrentamiento entre Autobot y Decepticon se daba mano a mano, pues parecía una guerra de guerrillas entre naves espaciales. Muchas naves Decepticon quedan dañadas o en mal estado por la batalla, teniendo que retirarse al espacio exterior con su poca potencia en su motor espacial. Los Thundercat devuelven el favor a los Autobot, al usar los misiles de los robots Plunn-Darr para derribar las naves Decepticon, pero estos le hacen poco daño.  La Némesis, nave nodriza de los Decepticon, logra su cometido y logra sustraer una gran cantidad del tondrilio, un mineral muy peculiar que existe en este planeta y que será analizado por los científicos Decepticon. Sin embargo, un grupo de Autobot se da cuenta de esta operación Decepticon e inician una operación de sabotaje-espionaje, logrando robarle importante información a sus mortales enemigos. Pero en medio de todas estas batallas, escaramuzas e intercambio de rayos laser, los Decepticon logran huir de la Tercera Tierra y con parte de tondrilio. Los Autobot logran robarle a los Decepticon parte de este misterioso y enigmático mineral.

No hay comentarios: