sábado, 26 de julio de 2014

Thundercats Riddick

Una nave que transportaba peligros criminales se estrella en la Tercera Tierra, cuya nave cae estrepitosamente en la selva, destruyendo árboles y maleza a su paso. Riddick rescata a la oficial Mandora, la cual quedo herida al estrellarse la nave. Riddick se esconde en medio de la maleza y observa la batalla entre los Thundercats y un grupo de soldados reptiles. De pronto aparecen dos robots Plun-Darr, exoarmaduras de batalla, de las cuales salen misiles y caen en el lado de los Thundercats, pero estos logran esquivarlos, gracias a la tecnología del Tanque Felino. Riddick es rodeado por un grupo de chacales humanoides.
-Capturen al forastero de la nave derribada, así lo ordena Mumm-Ra. Dijo su líder.  
Riddick sin mediar palabras, en un rápido movimiento los mato a todos. Pero fue rodeado por tanques y deslizadores de los mutantes reptiles. Siendo Riddick llevado ante Mumm-Ra por Reptilio y sus zánganos reptiles. Ya en la gran pirámide de Mumm-Ra en el desierto de la muerte de la Tercera Tierra, aparece Mumm-Ra, saliendo de su sarcófago.
-¿Por qué me has traído hasta acá?...Malvada criatura. Cuestionó Riddick.
-Eres un asesino intergaláctico muy temido y necesito tus servicios, pues yo te ayudare a salir de este planeta miserable. No es eso lo que estás pensando. Dijo Mumm-Ra.
-¿A quién quieres que mate por ti? ¿Cómo sé que no me vas a traicionar? Cuestiono Riddick.
-Dentro de mi gigante pirámide tengo naves y vehículos de combate, te daré una nave para que puedas irte una vez que cumplas tu misión. Mataras a los Thundercats sobrevivientes, sino puedes con ellos entonces solo tendrás que matar a Leon-O, su rey y así acabara su rebelión.  
-Los he visto luchar y son una tribu mutante muy ágil e inteligente, solo necesito matar a su líder para que tus tropas se hagan cargo del resto. Dijo Riddick.
-De toda manera, mis soldados reptiles te protegerán de los Thundercats, en caso que estos te descubran. Ordeno Mumm-Ra con total frialdad.
Riddick junto a la guardia de elite reptil ubicaron el campamento de los Thundercats. Cuando Riddick, ya se disponía a matar a Leon-O, aparece en los cielos una flota de Necromongers. Desatándose una feroz batalla entre los Necromongers y las tropas mutantes de Mumm-Ra. Esto es aprovechado por Riddick, el cual roba una nave necromonger para huir de la Tercera Tierra. Mumm-Ra se comunica mentalmente con los Necromongers y la batalla se detiene.
-¿Por qué atacan a su creador? No se dan cuenta que atacan su santuario. Dijo Mumm-Ra.
-Somos conquistadores de mundos y este mundo nunca fue considerado nuestro santuario, por ese motivo debe ser conquistado por nosotros o sino será aniquilado. Dijo un general.
-Entonces sufrirán del poder del Mumm-Ra, su Dios y maestro….
Los generales Necromonger murieron de una paro cardiaco y sus tropas se rindieron. Al ver inmenso poder de Mumm-Ra, los Necromonger prometieron nunca más intentar destruir o conquistar este mundo, así como prometieron lealtad a Mumm-Ra. La flota espacial Necromonger abandono el espacio de la Tercera Tierra y dejaron tranquilo a Mumm-Ra y sus mutantes.

No hay comentarios: