sábado, 3 de mayo de 2014

He-Man Star Wars: Darth Vader vs. Hordak

El planeta Coruscant, capital del imperio galáctico y de la desaparecida antigua República. Es atacado por una raza de reptiles humanoides que han aparecido de las profundidades de este planeta altamente tecnológico, pero sumido en una gran corrupción y doble moral de sus funcionarios del Imperio, el cual es administrado por el Emperador Palpatine.
-Hemos aniquilados sus robots, pero no podemos detener la defensa de sus tropas experimentadas. Le explico un soldado hordeano.
-Destruyan toda resistencia y destruyan sus naves de combate. Ordeno Hordak.
-Aunque hemos tenido éxito con nuestro ataque sorpresa, hay una fuerte resistencia en algunos lados de este planeta tecnológico, principalmente de esas tropas blancas. Le explico Catra.
-Ese no será ningún inconveniente, mientras destruyamos su maquinaria de guerra y avancemos hacia donde se encuentra su sede de gobierno.  Explico Hordak.
En lado este del planeta Coruscant, Darth Vader había reunido a sus mejores tropas y estaba recopilando información sobre los invasores alienígenos, pues estos no pertenecían a ninguna raza conocida y dominada por el imperio galáctico.
-Milord, esos alienígenos han entrado por un portal dimensional que han abierto en las profundidades de Coruscant. Explico un soldado.
-Traigan los AT-TP, AT-OT y los Juggernaut A6, con estos vehículos rodeen un perímetro y no los dejen avanzar más allá del área donde salieron estos malditos alienígenos. Dijo Darth Vader.
Sin embargo el avance de la Horda del Terror era imparable. Los clones de hordak montaban en una clase de camaleones gigantes y otros en jabalís gigantes, algunos armados con lanzas laser y otros con rifles robados a las tropas imperiales. En medio de toda esta devastación, cubierto por el intercambio de fuego de ambos bandos y de la cortina de humo producida por la batalla, emerge Darth Vader, portando su sable laser rojo aniquila a las tropas de la Horda del Terror. Saliendo a su encuentro, Hordak, armado solamente con su báculo en forma de estandarte del imperio hordeano.  Darth Vader da un salto y llega hasta Hordak, este reacciona y esquiva el sable de luz. Hordak se da cuenta de que su báculo se ha partido por la mitad y que ya no le sirve de nada, convirtiendo su brazo derecho en un cañón de plasma, disparando contra su oponente.  Darth Vader esquiva los primeros disparos pero no los últimos, siendo lanzado por los aires y cayendo sobre un vehículo dañado. Darth Vader se levanta y lanza sobre Hordak, todos los objetos que encuentra por la calle. Sin embargo, Hordak se coloca enfrente de él, usando sus poderes mágicos lo lanza nuevamente por los aires. Pero esta vez Darth Vader vuela por los aires, brinca por los edificios y no se detiene hasta encontrar a su enemigo. Aunque Hordak va a su encuentro, no se da cuenta que este ha logrado cortarle su mano. Luego de este encuentro, Hordak retrocede. Ordenando la retirada de sus tropas y el retorno a Etheria, para reagrupar a sus tropas.
-No vuelvan a este planeta o serán destruidos. Le advierte Darth Vader. 
-No será la última vez que nos encontremos, es inevitable otro choque de las fuerzas oscuras a las que servimos. Le explico Hordak, abriendo un portal dimensional para él y sus tropas.

No hay comentarios: