martes, 15 de octubre de 2013

Macross:Superman en el planeta de gigantes

Superman ha sido capturado dentro de una botella de plástico transparente gigante. Rodeado de tubos de ensayo, sustancias químicas y extraños aparatos científicos. Cuando Superman se despierta, observa con asombro y temor a estos gigantescos seres humanos, vestidos con trajes a prueba de radiación o contaminación biológica. Al costado de Superman se encontraba otro ser extraterrestre en la misma situación.
-¿Dónde estamos? ¿Cómo nos capturaron? Pregunto Superman.
-Estamos en el planeta de los gigantes. Este es un laboratorio secreto dentro de una base militar. Yo tampoco entiendo cómo nos capturaron. Le explico el otro extraterrestre.
-¿Dónde están nuestras naves espaciales? Pregunto Superman.
-Deben tenerlas en algún lugar de este laboratorio…En ese momento un científico gigante cogió al extraterrestre con una pinza y lo traslado a una especie de acuario sin agua, cuyo paisaje asemejaba al hogar de un hámster o rata de laboratorio. Ahí lo coloco junto a otros extraterrestres pequeños, junto a un paisaje estilizado y surrealista.
Superman se puso en posición de meditación dentro de su prisión invisible y escucho lo que decía uno de sus gigantes captores: “Estos pequeños han logrado abrir agujeros de gusanos por eso han llegado hasta nuestro planeta…estando a mucha distancia de sus galaxias o sistemas solares”. Posteriormente Superman converso con uno de los gigantes
-¿Qué son ustedes y que planeta es este?
-Somos Zentraedis y este es el planeta Zentraedi, somos los amos de la guerra y señores de muchos sistemas galácticos y/o universos. Nuestras sondas espían muchos planetas y galaxias. Es un milagro que hayas sobrevivido al agujero de gusano.
-Sobreviví porque soy el último de mi raza y estaba en mi nave espacial, no me acuerdo como llegue aquí. Respondió Superman ofuscado.
-Aparentemente entraste a un agujero de gusano de una de nuestras sondas robóticas, por eso te desmayaste y terminaste en mi planeta. Le explico el gigante.
Posteriormente el gigante coloco a Superman en un envase diferente que al resto de los otros extraterrestres. Quedando atrapado como en una botella transparente de vidrio donde había una pequeña replica de algún tipo de barco. Aunque Superman al principio pensó que era una nave espacial, luego se dio cuenta de que era una maqueta con alta tecnología, pues todo lo que hacía lo estaban grabando. Superman espero que de la noche, para escapar y apagar los circuitos de las cámaras de vigilancia, para luego salir volando y ubicar su nave espacial. Superman puso su mano sobre la nariz puntiaguda de su nave y esta se abrió automáticamente, se sentó en su interior. Sonaron las alarmas en ese momento, apareciendo gigantes vestidos con uniformes militares y extraños uniformes anti radiación, todos ellos buscándolo. Sin perder tiempo, Superman ordeno mentalmente a su nave espacial abrir un agujero de gusano para volver a nuestro sistema solar. No lo pudo hacer porque estaba baja de energía, tomando como única opción conectarse al circuito eléctrico del laboratorio, lo que ocasiono que se abriera un gigantesco agujero de gusano y Superman lograra huir. Lamentablemente, en su huida se llevó un grupo de estos gigantes que quedaron atrapados en los restos del desaparecido planeta Kriptón. 

viernes, 4 de octubre de 2013

Transformers: El ataque de Majin Zarak

El imperio Zarak ha logrado crear el poderoso Transformers alienígena Majin Zarak, el cual posee la chispa maligna de Unicron mezclada con la tecnología robótica Zarak. Por lo que de lejos se ve con un erizo gigante, ya que en realidad es una estación espacial de combate. Los Zarak son los enemigos mortales de los Quintessons, alienígenas que adsorbieron y aprendieron la tecnología Transformer.  Dos legiones de flotas de los Zarak se dirigen al borde de la galaxia Transformers, donde también habitan los Quintessons. Enterados de la invasión Zarak, los Quintessons piden ayuda a los Autobot, los cuales protegen Cybertron y sus fronteras, como el planeta Tierra. Sin embargo, al principio los Autobot no les creen a sus antiguos enemigos. Pero al recibir reportes de ataques de distintas colonias Transformers atacadas por los Zarak, recién le toman en cuenta. Rodimus Prime y su equipo ofrecen su apoyo, en dirigir la flota combinada para detener esta amenaza. 
-Miren el tamaño de esa estación espacial de combate se parece a nuestras lunas de batalla. Dijo uno de los Autobot. De pronto esa fortaleza flotante se convirtió en un robot gigante con forma de reptil demoniaco.
-Todas las unidades Autobot protejan Cybertron y ataquen la bestia mecánica. Ordeno Rodimus Prime. Paralelamente, Rodimus Prime y su equipo buscaban la manera de ingresar a las fauces de la bestia para destruirla desde adentro, como una vez lo hicieron con Unicron.
Desde la nave nodriza de los Zarak estos observaban la batalla, protegidos por una gran flota de naves. Mientras la mitad de su legión de flotas de naves se enfrentaba a los Quintessons y los Transformers.
-Destruyan las Lunas de batalla de los aliados de los Quintessons y avancen en formación cerrada hacia el planeta de nuestros enemigos. Ordeno el líder de los Zarak.
-Los robot aliados de los Quintessons han destruido tres de nuestras flotas y ahora por nuestra retaguardia ha aparecido un demonio robótico que se hace llamar Megatron, clamando venganza por querer conquistar los dominios de sus antiguos enemigos. Explico una general Zarak.
-¿Qué hay de Majin Zarak? ¿Cuánto daño les ha hecho a nuestros enemigos? ¿Por qué no logramos ningún avance? Pregunto el líder de los Zarak.
-El planeta de los robots aliados de los Quintessons se ha convertido en un gigantesco robot y se ha enfrentado a Majin Zarak, logrando causarle grandes daños a nuestra creación y expulsarla fuera de esta galaxia. Explico otros de los generales Zarak.
-Ordenen a las naves que aún están funcionando que nos retiramos a nuestro planeta natal y que las naves cargueras recojan los restos de la batalla, principalmente de Majin Zarak.
Cybertron volvió a su forma original, por los que Primus, núcleo de Cybertron  y dios de los Transformer volvió a su estado de sueño o éxtasis, hasta que sea convocado nuevamente ante una nueva amenaza. Los Autobot volvieron a Cybertron y otros retornaron a sus colonias, incluyendo los que estaban en la Tierra. Mientras que los Quintessons hicieron un tratado de Paz con los Transformers, sin embargo los Decepticons también participaron en esta batalla pero por lo bajo también estaban en negociaciones con los  Quintessons.