sábado, 6 de abril de 2013

La maldición de Simón Bolívar


Cuentan que Bolívar fue maldecido durante la guerra de independencia de Sudamérica contra las tropas realistas de la corona española.  En Perú en 1824, una semana antes de la batalla de Junín, el General español Canterac pidió ayuda a una gitana para detener la genialidad de estratega de Bolívar.
-¿Para qué me has llamado? Pregunto la gitana.
-Usa tus poderes para matar a Bolívar y yo reiniciar la reconquista de España en Sudamérica. Dijo el general Canterac.
-No se puede dominar un espíritu bélico y que será el amo de este continente, pero esta maldición gitana lograra que se odiado por el pueblo que liberara y que quienes busquen imitarlo, tengan una horrible muerte como Bolívar. Explico la gitana. 
-No me has escuchado bruja, quiero que muera en batalla o si es posible antes, cumple mi orden o te mando fusilar. Dijo furioso el general Canterac. 
-Morirá luchando como me lo ordenas, pero estas jugando con fuerzas sobrenaturales y estas también le pueden llegar a la realeza española. Ya que las maldiciones son un camino de doble ruta y pueden afectarnos a todos. Dijo con preocupación la gitana. 
-No me importa, lo que me importa es  que las tropas independentistas de Bolívar sean derrotadas, aunque la corona española pague un alto precio por ello. Respondió furioso Canterac. 
Entonces la gitana lanzo su maldición sobre un pequeño muñeco de metal que representaba a Simón Bolívar. Usando para ello la gitana un lenguaje primitivo o arcaico, según los soldados españoles la gitana estaba usando el idioma de los antiguos druidas. Sin embargo, la batalla de Junín fue ganada por el ejército independentista de Simón Bolívar y España fue obligada a aceptar la independencia de sus colonias sudamericanas.  Bolívar tuvo que renunciar a su cargo de Presidente Monárquico del Perú, y apoyar la formación de Bolivia y Ecuador como nuevas naciones, separadas del antiguo virreinato del Perú. Ganándose de esta manera los odios de los peruanos y de una buena parte de los territorios que había independizado. Para los indígenas bolivianos, Simón Bolívar era su héroe pues los había liberado del yugo de los blancos peruanos y/o quechuas (que formaron el Imperio Inca), por eso a su país le pusieron Bolivia. Mientras que para los peruanos, Simón Bolívar era una persona sin escrúpulos que hacia cualquier cosa para lograr sus objetivos, por eso había cortado el antiguo virreinato del Perú, para así tener los favores políticos de esos peruanos renegados. Los brujos o chamanes peruanos lanzaron una maldición a Bolívar, pues Bolívar era la reencarnación del Diablo: “Quienes abrieran su tumba despertarían un ente maligno y tendrían la más horrible muerte posible”.  El libertador Simón Bolívar falleció a los 47 años en Colombia, aquejado por un fuerte estrés y una gran depresión.  Otros dicen que falleció de sirosis y otros de cáncer, ya que este libertador tenía fama de mujeriego. 

No hay comentarios: