viernes, 25 de mayo de 2012

El Avispón Verde vs. G.I.Joe

En una noche oscura, un grupo de ninjas roba un camión cargado de armas sofisticadas fabricadas para el ejército de Estados Unidos. En ese momento les cierra el paso un auto verde plateado. Los ninja son protegidos por unos soldados vestidos de azul y que tienen por símbolo en el pecho una Cobra. Entre las sombras sale un hombre de una máscara plateada.
-¿Porque se roban lo que íbamos a robar? Pregunta un enmascarado de negro.
-¿Quiénes son ustedes? ¡Como osan desafiar al poder de Cobra! Dice el líder de los soldados azules.
-Soy el Avispón Verde y él es mi ayudante Kato. ¿Ustedes quiénes son?
-Soy el Comandante Cobra y esta es mi poderosa armada ¿Por qué ustedes están interesados en tan poderosos equipos militares?
-Porque esta es mi ciudad y nosotros controlamos las reglas del crimen, afirmo el Avispón Verde.
-Cobra es el amo del mundo y quien nos desafié lo pagara con su vida. En ese momento los soldados de Cobra abrieron fuego contra el auto del Avispón Verde. El Betsabé, auto del Avispón, retrocedió para después sacar sus armas y contestar el fuego de los terroristas de Cobra. Pero debido a las explosiones y el fuego cruzado en el muelle de la ciudad. Desde el cielo aparecen aviones y helicópteros de los G.I.Joe, los cuales atacan a los soldados de Cobra. El Avispón Verde prefiere huir de la pelea y dejársela está a los militares enemigos de Cobra.
Una base secreta de Cobra en la ciudad. Se reúnen los líderes de Cobra y comentan sobra la intromisión del Avispón Verde.
-¿Que sabemos del Avispón Verde? Pregunta el Comandante Cobra a Destro.
-No se sabe si es un héroe o un villano, pues también es considerado un criminal, muy parecido a Robín Hood. Le explica Destro.
-Comandante, mis espías me indican que posee un arsenal de vehículos modificados, podría ser un gran aliado de Cobra. Le explica la Baronesa al Comandante Cobra.
En otro lugar de la ciudad. Se reúnen el Avispón Verde con Scarlett, una agente de los G.I.Joe. Ahí acuerdan ponerle una trampa a la Cobra. Lo que no sabían era que eran observados por Storm Shadow, el ninja Cobra. Esto lo reporta al Comandante Cobra.
Al día siguiente, se reúnen en una bodega abandonada el Avispón Verde con los dos líderes de Cobra que eran la Baronesa y Destro. Para debatir cómo se repartirían la ciudad.
-Avispón usted nos apoya la logística y nosotros le damos seguridad. Le dijo Destro.
-Repito esta ciudad es mía, el que pone las reglas de juego soy yo y si vamos a negociar va hacer según mis reglas. Explico el Avispón Verde.
-Nosotros tenemos bases en todo el mundo y usted esta ciudad ¿Qué nos daría a cambio de nuestro inmenso poder? Cuestiono la Baronesa.
-He hackeado a sus enemigos y tengo las claves secretas, así como los nombres de todos los agentes de Cobra como de los G.I.Joe. Explico el Avispón Verde.
-¿Cuánto quiere por esa información? Ya que nosotros también conocemos su secreto y cuáles son sus bases secretas. Explico Destro.
-Si eso fuera cierto ya me habrían desenmascarado, pero no lo han hecho porque no saben con quién tratan. Explico el Avispón Verde. Siendo rodeado en ese momento por los ninjas de Cobra dirigidos por Strom Shadow. Los ninjas Cobra obligan al Avispón Verde y Kato alejarse de su auto. De pronto se escucha el ruido de helicópteros y autos blindados que rodean la bodega abandonada. Destro y la Baronesa se dan cuenta que han caído en una trampa, ordenando a sus tropas disparar a los Joes. Strom Shadow y Kato pelean cuerpo a cuerpo. Mientras que el Avispón Verde destruye algunos vehículos de Cobra. En ese momento entra Flint con el resto de los Joes. Los ninjas Cobra protegen a la Baronesa y Destro, creando una cortina de humo a su alrededor. De unas cajas salen unos robots de forma humana que tienen el símbolo de Cobra, estos convierten sus manos en armas y atacan a los Joes. El Avispón Verde activa las armas de su auto y destruye a la mayoría de los robots Cobra e intenta capturar a Destro, pero este se fuga en un pequeño helicóptero. Mientras que la Baronesa logra escapar montada en una moto.

No hay comentarios: